Iluminación de Exteriores | Illusion
1908
post-template-default,single,single-post,postid-1908,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
Villa en Marbesa

Iluminación de Exteriores

Iluminación de Exteriores

Apenas ningún otro medio, salvo la luz, es capaz de revelar los detalles arquitectónicos de un edificio o las formas, texturas y colores del paisajismo de exteriores. Cuando la luz diurna cede ante la noche, se intenta perseverar su lenguaje formal mediante una combinación metódica de la luz directa e indirecta, o más bien, tratamos de modificar este lenguaje conscientemente.

Los conceptos individuales de iluminación exterior significan mucho más que el simple alumbrado con fines orientativos. Estos conceptos expresan a la perfección la correspondencia entre la luz y la arquitectura.

Mediante diferentes y versátiles soluciones de iluminación se tiene la capacidad de jugar con luces y sombras, realzar figuras o volúmenes que arquitectónicamente dan sentido a un proyecto y ocultar zonas que no deben captar nuestra atención.

La realización de un gran proyecto lumínico acorde con la arquitectura y el paisajismo, depende de un planteamiento exhaustivo de lo que hemos diseñado mediante un completo proyecto de ejecución. Gracias a esto obtendremos un resultado muy diferente a cuando se ilumina simplemente por cuestiones meramente funcionales o estéticas.

La utilización de Firmas de calidad en nuestros proyectos nos aporta garantía de durabilidad así como una adecuada apariencia estética.

Otro apartado fundamental en un proyecto de iluminación exterior es la gestión del mismo mediante un sistema de control que nos permite el ahorro de energía en función del uso, así como la posibilidad de incluir escenas de iluminación para crear diferentes ambientes lumínicos. Gracias a sistemas de control de iluminación conseguimos gestionar diferentes luminarias y encendidos de forma profesional, rápida y fácil.

Con un adecuado planeamiento y gestión de la iluminación exterior el consumo energético puede reducirse hasta en un 70% con respecto al de una instalación convencional, lo que se traduce en un beneficio inmediato y en una recuperación de la inversión realizada a medio plazo.