Los promotores tenían claro que un proyecto como el Teatro Soho, debía ser rico en cuanto a soluciones lumínicas, ambientes, efectos, y sensaciones. Para esto, trabajamos junto con BIG Architectural Lighting huyendo de un proyecto formal basado en el cumplimiento rígido de las exigencias normativas, y buscar factores más sensoriales.

 

Cada espacio cuenta con varias escenas:  una iluminación indirecta y confortable, una iluminación directa que nos permita obtener los niveles exigidos y una iluminación de efecto que sume valor a la arquitectura.

 

Era primordial que el espacio fuera un lugar agradable para el visitante por lo que se han combinado temperaturas cálidas con diferentes grados, para que el usuario pueda vivir el espacio de una manera distendida.

 

La fachada principal es como un faro de luz cálida que invita a querer conocer más de su interior. Por otro lado, está dotada con iluminación de diferentes colores para los eventos especiales.

 

La sala principal, por su lado, esta solucionada mediante unas luminarias técnicas de luz cenital que basculan para compensar las diferentes inclinaciones de un techo curvo. Y con un alto confort visual para no deslumbrar a los espectadores.

 

Para los tres vestíbulos de acceso al edificio, una bonita escultura luminosa del fabricante Panzeri, fabricada en pan de oro, ilumina mediante reflexión los espacios de encuentro del edificio. Estos espacios cuentan con un sistema de control que permite ajustar la iluminación según el momento del programa.

 

Las luminarias de techo de todas las zonas comunes están seleccionadas con un alto confort visual y ópticas controladas para conseguir que los espacios queden iluminados sin deslumbramientos y destellos.