La fuerza reside en las diferencias, no en las similitudes

Gran valor aporta un equipo si sus miembros se complementan. La variedad de personalidades atribuye una fuerza adicional que propicia la aparición de ideas y enfoques alternativos. Esta diversidad, unida al respeto, el compañerismo y un objetivo común, son los puntos fuertes que transforman un grupo de personas en un equipo. 

Porque ser diferente no significa ser incompatible, en Illusion sabemos que cuanto más se fomente la cohesión, más relaciones positivas surgirán y más productivos serán los resultados de nuestras acciones.    

Por otro año más trabajando en nuestra misión y el respeto de nuestros valores, juntos y motivados.